Volver a las noticias

Narración en el siglo XXI

Cómo la tecnología nos lleva a la verdad más rápido que nunca

Publicado el

La serie de artículos “Inside Axon” de nuestro blog se actualiza cada miércoles y presenta cartas de los ejecutivos de Axon. La publicación de esta semana fue redactada por Sydney Siegmeth, vicepresidente de Comunicaciones Globales de Axon. Vuelva la semana próxima para conocer más experiencias y opiniones de los líderes de Axon.

A medida que crece el papel que desempeña la tecnología en nuestra vida cotidiana, parecería que todo, desde compartir viajes hasta ordenar comida a domicilio, se volviera más cómodo. Sin embargo, la comodidad no es la razón de existencia de estas tecnologías. El trabajo duro y la innovación que llevaron a crear cámaras, teléfonos y computadoras no surgieron del deseo de ahorrar tiempo y dinero; más bien surgieron de una necesidad de comunicarse, de difundir información y de contar historias.

A la gente le encantan las historias porque contarlas es lo que nos hace humanos. Ellas nos ayudan a entendernos mejor a nosotros mismo y a quienes nos rodean. Como profesional de comunicaciones de Axon, tengo el privilegio de no recitar estadísticas ni especificaciones de hardware, sino que puedo compartir las historias que son importantes para nuestra empresa; cada una de ellas es un capítulo de una saga de 20 años que registra la simple misión de Proteger la vida. Cada vez que contamos esta historia, nos recuerda dónde estuvimos y, lo más importante, dónde vamos.

Nuestra historia comienza en un garaje de Arizona en 1993, donde Rick y Tom Smith creyeron que podían crear una alternativa menos letal a las armas de fuego tradicionales y, así, salvar vidas. En dos décadas, nuestros emblemáticos dispositivos inteligentes TASER eran utilizados por miles de oficiales de policía de todo el mundo. Hoy en día, han salvado a más de 180 000 personas de morir o de sufrir lesiones graves.

Desde entonces, Axon se ha convertido en una red conectada de aplicaciones, dispositivos y personas. Me emocionan las posibilidades que tiene de ayudar a brindar mejores evidencias y aliviar la carga del papeleo policial. Pero lo que más me entusiasma es la manera en que esta tecnología puede convertirnos en mejores relatores de historias. Entre nuestras cámaras corporales y para vehículos, nuestra tecnología de activación de cámaras Axon Signal y nuestras aplicaciones móviles, posibilitamos que los oficiales registren cada detalle de los eventos que se producen durante sus turnos de trabajo. No solo nos aseguramos de registrar los hechos relevantes, sino que, al aumentar la conectividad y garantizar que todas las evidencias vinculadas se agrupen, ayudamos a preservar una historia completa e imparcial de lo ocurrido.

Cuando pasamos de ser una empresa de armamento a una empresa de tecnología, me pregunté cómo evolucionaría el significado de nuestra misión de Proteger la vida. De lo que me di cuenta es que, cuando hay vidas y carreras en la balanza de historias como estas, no hay nada más importante que ofrecer toda la verdad. Hoy, Proteger la vida no significa solamente evitar muertes por armas de fuego. También significa que nuestras tecnologías conectadas pueden contar una historia que nos ayude a comprender situaciones polémicas sin tener que recurrir a conjeturas. Y significa garantizar que una sola prueba no decidirá por sí sola el destino de una persona. Todo esto hace que este sea el capítulo más emocionante en la historia de Axon.