Volver a las noticias

Elija la red, no la cámara

Publicado el

Cómo las agencias pueden ir más allá del almacenamiento de evidencia para elegir una red que admita la automatización y un servicio de policía más inteligente

Hablemos de lo que realmente obtiene cuando compra cámaras corporales. En cierto sentido, las agencias que adoptan esta tecnología relativamente nueva no solo están comprando nuevos dispositivos para sus oficiales, sino invirtiendo de manera anticipada en el futuro tecnológico de sus agencias. Lo que sea que suceda después, las operaciones diarias nunca serán las mismas para una agencia que acaba de darles la bienvenida a sus vidas a terabytes de nuevos tipos de evidencia. Habrá nuevas tareas administrativas que deberán ser realizadas por los oficiales, se producirá un nuevo tipo de colaboración con los fiscales, y el trabajo cotidiano de la policía sin duda experimentará un cambio, al igual que las métricas de rendimiento por las que se juzga la eficacia de la policía.

Sin embargo, para los departamentos, este período de cambio puede ser una enorme oportunidad —una oportunidad para automatizar los flujos de trabajo, reducir el papeleo y adoptar una plataforma interoperable que ayudará a definir una era de policías que trabajan de forma más inteligente.

Sin embargo, para aprovechar los beneficios de esta nueva tecnología, las agencias deben estar seguras de que están eligiendo la plataforma adecuada. No es suficiente adoptar un sistema de almacenamiento en la nube para cámaras corporales de video y audio. Una plataforma integral de gestión de la evidencia digital debe abarcar no solo las cámaras, las aplicaciones y los servicios (como la atención al cliente 24/7 los 365 días del año que ofrece de Evidence.com), sino que debe conectar estas tecnologías entre sí y a otros sistemas, como las bases de datos CAD/RMS. Esta conectividad redefinirá la forma en que los agentes interactúan con los dispositivos y las aplicaciones en el día a día.

Cualquier persona que presenta una solución en la nube principalmente como un método simple para el almacenamiento, en lugar de una herramienta para la automatización, corre el riesgo de diluir el valor de la revolución de la evidencia digital que se produce por el uso de cámaras corporales y otras tecnologías. Por el contrario, una plataforma de gestión de evidencias digitales más sólida puede ahorrar tiempo y dinero integrando las imágenes de cámaras corporales en un flujo de trabajo de mayor envergadura, más eficiente y automatizado.

Pero, ¿qué enfoque debe adoptar una agencia al elegir una plataforma? Debe tener en cuenta tres cosas:

1. Piense a largo plazo

Si la actual tasa de cambio en la tecnología de seguridad pública (que ha visto una afluencia de nuevas innovaciones, desde cámaras corporales hasta aplicaciones móviles en los últimos años) es un indicador, las cosas pueden ser muy diferentes en solo unos pocos años. Su tecnología debe reflejar ese hecho al ser adaptable y adaptada a maneras cada vez más nuevas de trabajar. Piense en su plataforma como la inversión más significativa que puede hacer en pos del éxito a largo plazo de su agencia. A modo de ejemplo, la predicción de Axon para los próximos años es que el proceso de completar documentos a mano comenzará a desaparecer del mundo de las fuerzas de seguridad, junto con muchas otras tediosas tareas manuales. ¿La solución que usted elija le servirá en este tipo de entorno?

La red Axon ya está tomando medidas concretas para garantizar que todas las formas de evidencia digital puedan gestionarse de forma transparente y convertirse en flujos de trabajo automatizados. Las fotos, el video de la cámara corporal, el video de la sala de entrevistas, las imágenes de CCTV y otras formas de evidencia digital ya están integrados en una base de datos para el futuro, alojada en la nube, donde pueden ser etiquetados, comentados y administrados adecuadamente. Los datos de los usuarios ya no corren el riesgo de quedar obsoletos o de ser incompatibles con nuevos ordenadores y nuevas tecnologías, por no hablar de la facilidad con la que pueden ser integrados con software de terceros desde sistemas CAD/RMS a servicios de transcripción a demanda.

En la misma línea, la red Axon cuenta con herramientas automatizadas de redacción de video, que ahorran tiempo y dinero cuando se trata de responder a solicitudes de la FOIA, una métrica de rendimiento importante para una tarea que es probable que sea cada vez más común a medida que proliferan los videos capturados por cámaras corporales. Una plataforma que no puede ofrecer este tipo de automatización o la interoperabilidad comentada anteriormente no logrará satisfacer las necesidades de gestión de casos de una agencia, las cuales evolucionan rápidamente. En este sentido, no todas las soluciones en la nube son iguales.

2. Piense desde la captura hasta el tribunal

Las cámaras corporales se han tornado populares por su potencial para proporcionar nueva y valiosa evidencia en los procesos penales, lo que lleva a un aumento de las tasas de enjuiciamiento y a un sistema de justicia más eficiente en general. Sin embargo, cuando una agencia compra cámaras corporales para sus oficiales, estos beneficios no se perciben automáticamente solo porque las cámaras están grabando. El material gráfico de las cámaras corporales en sí mismo es fundamental para la policía moderna, pero no puede producir un cambio por sí solo.

Con una plataforma que no se integra con sistemas de mayor envergadura y no automatiza tareas cruciales, el envío de evidencia de su oficina a la oficina del fiscal podría ser una tarea muy difícil. Se requiere que los fiscales alojen software propietario costoso con su propio dinero para simplemente almacenar y administrar archivos de video de formato abierto que se han compartido a través de enlaces. Además de la necesidad de exigencias de infraestructura pesada, los fiscales tendrán que lidiar con obstáculos adicionales cuando llegue el momento de editar o redactar videos, mientras que las cadenas de custodia se vuelven cada vez más difíciles de mantener. Esto resultará en un mayor tiempo hasta el enjuiciamiento general, lo que implica muchas horas innecesarias de trabajo administrativo.

A diferencia de otras ofertas, Evidence.com ofrece interoperabilidad con Evidence.com for Prosecutors, lo que permite a los fiscales ver los videos en Evidence.com sin costo alguno y sin necesidad de invertir en infraestructura digital de alto costo. La red proporciona a los fiscales todas las herramientas que necesitan para ver, redactar y transcribir, sin costo alguno. La cadena de custodia y todos los metadatos se mantendrán rigurosamente, incluso si los usuarios de la agencia deciden exportar parte de un video a una herramienta de terceros. De esta manera, una plataforma sólida puede mejorar verdaderamente la colaboración y las asociaciones entre la policía y los fiscales, asegurando que los usuarios obtengan el máximo provecho del material capturado por la cámara y de otras formas de evidencia en cada paso del proceso.

3. Comprenda las limitaciones

Al igual que las cámaras corporales por sí mismas no pueden resolver mágicamente todos los problemas de una agencia, incluso la mejor plataforma no es una panacea. La clave es tomar conciencia de lo que una plataforma puede y no puede hacer. Una plataforma como Axon, por ejemplo, puede reducir considerablemente el tiempo que los agentes pasan detrás de un escritorio, al automatizar una variedad de tareas, desde la redacción hasta la administración de casos y más. El resultado es un flujo de trabajo mucho más eficiente en general, que conduce al ahorro de dinero y a una forma más inteligente de cumplir con las funciones de policía.

Al considerar el alcance de una plataforma, también resulta útil considerar que su gama completa de capacidades puede no ser evidente. Por ejemplo, la red de Axon ofrece una integración de CAD/RMS y un servicio externo de transcripción de audio y video a pedido, además de proporcionar almacenamiento y gestión de evidencias digitales. Y, por supuesto, la red incluye no solo software, sino también hardware (desde cámaras corporales hasta montajes para cámaras corporales, cuya durabilidad es crucial y no debe pasarse por alto), garantías y actualizaciones de hardware y servicios profesionales, como monitoreo de seguridad y atención al cliente.

Es difícil predecir el futuro. Lo único de lo que podemos estar seguros es de que la tecnología seguirá avanzando, y el negocio de las fuerzas policiales continuará evolucionando de nuevas maneras. Por supuesto, las cámaras corporales como tecnología ya están aquí, y están aquí para quedarse, pero no pueden abarcar toda la evolución tecnológica que se está desarrollando en este mismo momento. Las agencias que toman decisiones sobre su futuro tecnológico deben tener esto en cuenta al pensar en su crecimiento a largo plazo, en toda la amplitud del ciclo de vida de la evidencia y en las limitaciones de cualquier pieza de tecnología. Es fundamental mirar más allá de simplemente el almacenamiento de la evidencia digital para ver un futuro que estará definido por una mayor automatización y por flujos de trabajo más eficientes. Prepararse para una nueva realidad definida por la constante evolución tecnológica. En resumen, elegir una red, no solo una cámara o un método de almacenamiento.